Ecopajitas elimina pajitas plastico

Por angie
Ecopajitas elimina pajitas plastico

Ecopajitas elimina pajitas plastico. Los plásticos de un sólo uso tienen los días contados en Europa, o al menos eso parece. Lo que pasa es que este tipo de medidas suelen llegar siempre algo o demasiado tarde. De hecho tendremos que esperar al 2021 a que la Directiva aprobada por el Parlamento Europeo entre en vigor.

El daño ambiental está ya hecho y a gran escala. No sólo hablo de la gran isla de basura del Pacífico; no hay más que ir a una playa cualquiera, por muy paradisíaca y remota que sea, que encontraremos siempre algún desecho producido por el ser humano, y con toda seguridad de plástico.
Y hasta que entre en vigor la Directiva seguirán vendiéndose y desechando miles y miles de productos de plástico de un solo uso.

Por otro lado, la Directiva sólo contempla la prohibición de vender pajitas, bastoncillos y cubiertos de plástico, aunque se asumirán otras medidas para reducir la producción del plástico (como obligar a un porcentaje determinado de plástico reciclado en las botellas y fomentar que gran parte de las botellas entren en el sistema de reciclaje, hasta el 90%). ¿Será suficiente para reducir el vertido de plásticos? ¿Otros países seguirán el ejemplo (sobre todo los grandes productores)?¿Los Estados miembros de la UE realmente trasladarán esta Directiva a su legislación o se quedará en papel mojado? Está claro que medidas así son necesarias, y desde aquí aplaudimos, pero no son suficientes y tampoco confiamos en que exista una voluntad real de solucionar el problema más allá de unas buenas intenciones.

¿Cuántas pajitas se usan en España al año?

Según un informe de Greenpeace cada español utiliza 110 pajitas de plástico al año, lo que suponen 13 millones anualmente. ¡ Una pasada!
Puedes consultar la impactante imagen de la campaña y más datos en este enlace a la noticia del año 2018

Pequeños gestos: elimina pajitas plástico de un solo uso.

Está claro que las soluciones más efectivas a los grandes problemas medioambientales no están en nuestras manos, pero sí que es necesario que por nuestra parte empecemos a dar un giro a un sistema de consumo más sostenible y menos voraz. Que volvamos a lo de antes, comprar de manera consciente, buscando productos duraderos que no sean de un sólo uso. Y sobre todo hacernos la pregunta “¿realmente lo necesito?“.

En casa podemos controlar bastante bien lo que consumimos y los productos que entran o dejan de entrar. Pero fuera de casa a veces es complicado.

En este caso voy a hablar de un ejemplo concreto que son las pajitas de plástico. Es el típico artículo que si te paras a pensar, no lo necesitas y puedes prescindir completamente de él. Pero cuando tienes niñ@s…¡ay!¡Cuando tienes niñ@s es casi un must para ell@s!

En casa ya teníamos bastante claro que las pajitas de plástico no eran un artículo de lo más sostenible, pero no le prestábamos importancia. Tampoco nos parábamos a pensar en la cantidad de pajitas que se pueden llegar a usar, simplemente no estaba en los primeros puestos de nuestro listado de elementos a mejorar…hasta que vimos este video:

Después de ver el vídeo no volvimos a comprar pajitas de plastico en casa. Le explicamos a nuestra hija los motivos y lo comprendió.

El nuevo reto, evitar las pajitas de plastico fuera de casa

Entonces llegaba el momento de ir por ahí a comer…y volvían las pajitas de plástico a nuestra vida: es casi imposible que le sirvan a una niña una bebida sin que lleve su correspondiente pajita. Y es verdad que para nuestra hija la pajita de plástico era un elemento importante en su bebida; para qué nos vamos a engañar, es una niña y cuando eres pequeña mola beber con pajitas de colores. Así que volvimos a hablar con ella para hacerle ver que no tenía mucho sentido no comprar ni consumir pajitas en casa si cuando salíamos fuera las usábamos. El razonamiento lo entendía pero no le convencía del todo.

Así que pensamos en un punto intermedio: buscar pajitas que no fueran desechables, para que ella pudiera seguir disfrutando de beber sus bebidas en pajita, sin que suponga generar más basura.

Ecopajitas: elimina pajitas plastico

Entonces descubrimos todo un mundo de pajitas reutilizables: de bambú, de silicona, de acero inoxidable…

Nuestras pajitas reutilizables de acero inoxidable

Nos decidimos por las de acero inoxidable, con su bolsita de bambú y dos cepillos para limpiarlas por dentro. Ahora en la mochila donde llevamos sus cosas, siempre llevamos sus pajitas reutilizables. Y ella misma ya dice cuando pide su bebida: “sin pajita por favor”.

¿Has probado algunas pajitas reutilizables o ecopajitas?

Si has probado algunas de las alternativas a las pajitas de plástico cuéntanoslo, estaremos encantadas de conocer el resultado y tu opinión.
Puedes ver más artículos para hacerte un poco más eco en nuestro blog My Planet A